Tipos de disolventes

Terpenos
Los terpenos pertenecen a la familia de los hidrocarburos. Los destilados de terpeno de limón y de pino son los más relevantes para la industria de aplicaciones de limpieza.
Los terpenos, con un punto de inflamación de 45°C o superior, se suelen usar en combinación con hidrocarburos y/o tensoactivos, haciendo que el reciclado por destilación sea difícil o imposible.

Alcoholes y cetonas
Las aplicaciones de limpieza con alcoholes y cetonas se caracterizan por el bajo punto de inflamación de los disolventes, que exigen equipos anti-deflagrante. Sus ventajas estriban en la facilidad de reciclado (destilación) y en su capacidad de secado rápido. Su uso es frecuente en aplicaciones especializadas, como la tecnología médica.

Ésteres
Entre los ésteres más habituales están los lactatos y los dibásicos (mezclas de ácido abiético y glutamático).
Su inflamabilidad, punto de ebullición y velocidad de evaporación son comparables a los de los hidrocarburos. Un importante inconveniente es la inestabilidad, especialmente su tendencia a reaccionar con agua, en condiciones ácidas o alcalinas. Esto limita su utilización como disolventes de limpieza general dentro del campo de la limpieza industrial.

Hidroxiéteres
Los hidroxiéteres presentan un gran poder disolvente de aceites, grasas y resinas, y también disuelven compuestos polares como las sales. Los hidroxiéteres son estables frente a la hidrólisis (reacción con agua) y no son corrosivos.
El punto de inflamación y la velocidad de evaporación tienen un comportamiento similar a los hidrocarburos. Los hidroxiéteres son sustancias definidas con un punto de ebullición conocido. Son totalmente reciclables por destilación.

n-Propilbromuro
Este hidrocarburo bromado es altamente inflamable (punto de inflamación por debajo de 22°C/R-11) y está clasificado como compuesto CMR según la directiva europea de sustancias peligrosas 76 548, Anexo 1. Presenta unas buenas características disolventes para las operaciones de limpieza industrial. La estabilidad del producto es difícil de controlar y mantener, especialmente si se usa en equipos de limpieza cerrados con un bajo intercambio de disolventes.
 
Disolventes isoparafínicos
Las isoparafinas son disolventes semejantes al aceite que se derivan de una base petroquímica mediante síntesis catalítica. Este tipo de disolvente contiene hidrocarburos puros. Los productos más útiles en la limpieza industrial contienen una mezcla de hidrocarburos alifáticos totalmente saturados, lineales o ramificados, con rangos de entre C9 y C13. El punto de inflamación de esos productos está en el intervalo de 57 a 65 °C, equivalente a un punto de ebullición de entre 180 °C y 220 °C. Según el producto, el rango de ebullición puede ser tan estrecho como de 10 a 15°C.

Los disolventes isoparafínicos carecen prácticamente de compuestos aromáticos, están completamente saturados y casi no presentan olores. Son adecuados para la disolución y eliminación de residuos de aceite de las superficies metálicas. Además, son excelentes agentes desengrasantes en muchas aplicaciones. No obstante, como la solubilidad de las sustancias polares en disolventes de hidrocarburos es extremadamente baja, la limpieza podría ser incompleta si el contaminante incluye compuestos polares, tales como residuos de emulsión acuosa o aditivos polares de fluidos de corte de alto rendimiento. Es más, los disolventes de hidrocarburos no pueden estabilizarse frente a la acidificación. Los ácidos que llegan formando parte de la contaminación, o generados por descomposiciones, pueden acumularse en el sistema de limpieza y provocar acidificación y corrosión.

Hoja de información de producto DOWCLENE™ 3630

Disolventes clorados
Los disolventes clorados, de gran importancia en la industria, se producen a gran escala en todos los continentes. La gran mayoría de estos productos se usan como intermedios químicos, es decir, se usan como materias primas de base para fabricar otros productos químicos en el campo de la química del flúor (p. ej., polímeros de flúor, refrigerantes), siliconas (materiales de sellado) y la construcción (producción de éter de celulosa).

La cantidad de disolventes clorados utilizados como disolventes es pequeña y está disminuyendo. Se utilizan principalmente como disolventes de extracción en el sector farmacéutico, como agentes de acabado y limpieza en la industria textil y en la limpieza de metales.

El uso de disolventes clorados está estrictamente regulado por las distintas legislaciones debido al daño potencial que presentan para el medio ambiente, así como a los peligros contra la salud y la seguridad.

  • Clasificación
  • Salud
  • Etiquetas para el transporte

Los disolventes clorados usados en la limpieza de metales son:

Percloroetileno — Hoja de información de producto DOWPER™ MC (59KB PDF)
Tricloroetileno — Hoja de información de producto NEU-TRI E™ (15KB PDF
Cloruro de metileno — Hoja de información de producto MECTHENE MC (15KB PDF)

Los disolventes clorados son ideales para la limpieza de metales de alto rendimiento y siguen considerándose materiales de referencia de la industria. Sus ventajas estriban en su excelente capacidad disolvente de la suciedad y la contaminación habitual, en que no tienen punto de inflamabilidad, y en un reciclado fácil y eficaz mediante destilación. Además, cuentan con un largo historial de limpieza y la experiencia acumulada a lo largo de décadas de uso ha dado como consecuencia enormes mejoras en la tecnología y el servicio prácticos.

Alcoxipropanoles
Los alcoxipropanoles son disolventes sintéticos conocidos como alcoholes modificados. Estos disolventes presentan unas propiedades favorables para cualquier aplicación de limpieza, gracias a su equilibrada capacidad de disolver sustancias polares y apolares. La polaridad de los alcoholes modificados hace que los estabilizadores contra la acidificación y la corrosión sean muy eficaces dentro de esos disolventes.

Las fórmulas desarrolladas específicamente sobre la base de alcoholes modificados para distintas aplicaciones de limpieza industrial han dado unos resultados excelentes. Todos los tipos de productos son compuestos químicamente muy estables, con una baja toxicidad y un buen perfil medioambiental.

La serie DOWCLENE™ 16 ofrece una alternativa viable a los disolventes clorados, hidrocarburos y sistemas de limpieza acuosos. DOWCLENE™ 1601, 1611 y 1621 se utilizan como agentes desengrasantes y de limpieza en máquinas de limpieza cerradas. También son adecuados para las difíciles aplicaciones de alta precisión, como la limpieza de piezas micropulidas o piezas de precisión de pequeño tamaño.

Información de producto DOWCLENE™ 1601 (10KB PDF)
Información de producto DOWCLENE™ 1611 (63KB PDF)
Información de producto DOWCLENE™ 1621 (29KB PDF)


La serie DOWCLENE™ PX ofrece una amplia gama para la industria electrónica y óptica, y abarca numerosas aplicaciones en esta área.

Información de producto DOWCLENE™ PX-16S (10KB PDF)
Información de producto DOWCLENE™ PX-33  (53KB PDF)

La serie DOWCLENE™ 36 está formada por disolventes utilizados con éxito en aplicaciones de limpieza en frío.

Información de producto DOWCLENE™ 3650 (39KB PDF) please keep link to English TDS
Información de producto DOWCLENE™ 3670 (10KB PDF) please keep link to English TDS

Buscar Fichas técnicas de sustancias peligrosas.


TMMarca de The Dow Chemical Company ("Dow") o de sus empresas afiliadas de Dow