La versatilidad de Tlaxcala

Fábrica de Dow México sobresale por su capacidad de atender con agilidad la demanda de uno de los mercados más estratégicos de poliuretanos

La presencia de Dow en México es notable. Son dos centros de investigación en Nextipac y Puerto Vallarta (Jalisco), oficinas en Guadalajara, Jalisco y Ciudad de México y las fábricas en los estados de México, Querétaro y Tlaxcala. Entre estas ciudades, Tlaxcala tiene un papel fundamental para los negocios de poliuretanos en América Latina.

Construida en 1992 y situada en un moderno parque industrial, la planta evolucionó a lo largo de los años y hoy sobresale por su versatilidad: no sólo provee soluciones de poliuretano, sino también herbicidas e insecticidas de Dow AgroSciences.

El hecho de estar localizada en México revela su importancia. Ello es así porque el mercado vecino de los Estados Unidos, junto con China, está a la vanguardia del consumo mundial de poliuretanos, lo cual se refleja en las demandas de Dow México.

Para tener una idea del tamaño del universo PU, la proyección es que sólo el segmento de espumas alcance el valor de US$ 72.200 millones en el mundo en 2020, según estimativas de la consultora MarketsandMarkets.

En Tlaxcala, se producen 16 mil toneladas por año, de las cuales la mayor parte (97,7%) se destina a México, para los negocios de Dow Automotriz y Sistemas Formulados.

Employees

“Recibimos polioles de los Estados Unidos y Europa. Y la producción es realizada con una planificación rigurosa, para que no quede por debajo ni exceda los pedidos de los clientes. De hecho, la ventaja competitiva de Tlaxcala es que consigue atender ágilmente a la demanda gracias a su versatilidad y posición geográfica”, afirma Isaac Camacho, líder de Producción.

Crecimiento sostenido
El futuro de Tlaxcala es promisorio. Sin embargo, para continuar diferenciándose por sus principales cualidades (dinamismo, versatilidad y producción sin desperdicio de recursos ni de tiempo), la planta tiene por delante algunos desafíos.

Uno de ellos es mantener un crecimiento sostenido anual de al menos 10%, lo que es esperado para los próximos años, según muestran las tendencias de mercado.

En la producción, será preciso mantener la flexibilidad que permita que la fábrica continúe innovando constantemente, como con la incorporación de los nuevos agentes de expansión (blowing agents), según acuerdo firmado con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Por último, Camacho señala la necesidad de que Tlaxcala siga manteniendo una óptima planificación de la producción, de la logística y de supply chain, lo cual fortalecerá su papel fundamental para los negocios de poliuretanos en América Latina.