Puertas abiertas para los negocios

Buen momento económico de México renueva perspectivas en la región norte de América Latina y abre nuevas oportunidades para las soluciones de poliuretanos de Dow

Si observamos atentamente, el mercado mexicano es muy promisorio en el segmento de poliuretanos. Esto es así porque el gobierno está siguiendo una amplia agenda de desarrollo de los sectores de energía, infraestructura y telecomunicaciones, tres áreas en la que Dow se destaca por ofrecer una serie de soluciones. Haga clic aquí.

Contribuyen a este escenario, el fuerte vínculo comercial y la proximidad con los Estados Unidos, un diferencial importante de la economía mexicana comparada con otras naciones de la región, además de más ventajas competitivas, como el menor costo de la mano de obra y de la energía y las conexiones logísticas con ciudades y puertos norteamericanos.

No es casual que muchas empresas que se habían trasladado a China y otras naciones asiáticas, decidieran transitar el camino de vuelta en busca de oportunidades renovadas en México, así como también de insumos para la construcción civil. Dow también está atenta a estos factores y coloca en práctica una estrategia para aprovechar las condiciones favorables para las ventas.

Presencia de destaque
En México, Dow tiene una fuerte presencia – que también se extiende al Caribe y a América Central. En el caso específico de las cadenas de valor atendidas por PU, algunos datos sorprenden: México es el sexto mayor productor mundial de aparatos electrodomésticos, que poseen soluciones de eficiencia energética de Dow.

"Además de la demanda interna, teniendo en cuenta que es un país de 120 millones de habitantes, la exportación de estas líneas de productos de gran consumo es también muy expresiva. México es el sexto mayor exportador mundial. Asimismo, es el 12º productor global de colchones", destaca Paulo Vegette, director de Ventas para la Región Norte de América Latina.

Mayor competitividad
La apertura de la economía mexicana, así como de algunas otras economías de América Central y del Caribe, tiene todos estos aspectos positivos, aunque también posee algunos puntos que precisan ser tomados en consideración para que nuevos negocios no sean desperdiciados. Al mismo tiempo que es posible recoger más frutos, la competitividad también es mayor, tanto en términos de la creciente presencia de competidores, como de una mayor disponibilidad de productos y soluciones. "Existe una oferta de todas partes del mundo. ¿Y cómo atraemos a los clientes? Por medio de la innovación y de la calidad de nuestras tecnologías y de servicios diferenciados", observa Paulo.

Para contornar este cuadro, el desafío es logran un mejor mapeo de toda la cadena y, consecuentemente, de los espacios donde la presencia de Dow es realmente percibida como estratégica por los aliados. De esta forma, ellos tienen a la compañía no sólo como una proveedora, sino como una verdadera socia.

"Entender las tendencias del mercado, los hábitos y las necesidades de consumo locales es parte de nuestra agenda. La mayoría de las veces, tales atributos de consumo no son explícitos; por eso, el desafío de nuestra fuerza de marketing para direccionar nuestras acciones rumbo al camino correcto".