El rol estratégico de San Lorenzo

El complejo multinegocios ubicado en Argentina tiene una importancia vital para la estrategia de Dow de desarrollar el mercado de sistemas formulados de poliuretano

El Complejo San Lorenzo, ubicado en la localidad de Puerto General San Martín, 35 km al norte de la ciudad de Rosario, en Argentina, es uno de los sites estratégicos de Dow en Latinoamérica. Con cerca de 200 empleados y una cantidad similar de contratistas, allí operan cuatro unidades productivas distribuidas en tres plantas que producen a un 100% de capacidad con los más altos estándares de calidad y seguridad.

Además de estas características, hay dos más que son igualmente fundamentales para tener una idea exacta de la importancia de San Lorenzo: este es un complejo multinegocios y es el único de Argentina con una producción de polioles y de sistemas formulados de poliuretano.

"Eso es muy relevante, teniéndose en cuenta nuestra posición en el mercado. Desde allí salen soluciones para los sectores de colchones, refrigeración (línea blanca), construcción (paneles para aislamiento), calzados (suelas y plantillas) y automotriz (asientos para autos y otras autopartes)", dice Gabriel Rodríguez Garrido, Director de Ventas del Negocio de Químicos para la Región Sur.

La importancia de los sistemas formulados
Otro punto a tener en cuenta es que San Lorenzo no atiende sólo el mercado argentino, sino también el de Paraguay, Bolivia, Uruguay, Chile y sur de Brasil. La versatilidad también tiene un rol significativo, una vez que el complejo, además de suministrar polioles, cumple con la función de apoyar a Dow en el desarrollo de oportunidades de negocios para los sistemas formulados de poliuretano, que agregan más valor a las innovaciones ofrecidas a los clientes.

Este es un direccionamiento que refleja la meta global de la Compañía de crecer agresivamente en sistemas formulados. Es decir, San Lorenzo está contribuyendo para eso, con lo cual se refuerza el perfil versátil del site.

Con todo lo que ya se está logrando –y es mucho–, ¿qué queda por delante? ¿Cuáles son los retos de San Lorenzo? A eso, Gabriel contesta sin pensar dos veces: "Los retos son mantener la planta a capacidad plena para abastecer el crecimiento del mercado local y también para acompañar el desarrollo de las economías regionales, como Paraguay, Bolivia y Uruguay."