La innovación tiene un nombre: poliurea

La poliurea, es una membrana líquida elastomérica aplicada por el método de aspersión en spray, se ajusta y cura rápidamente en diversos tipos de sustratos. Una de sus principales ventajas consiste en proteger la superficie recubierta, formando una capa monolítoica, sin juntas o uniones vulnerables susceptibles de filtraciones. Se trata de una innovación emergente en el mercado de impermeabilización donde además se destacan la rapidez en su aplicación y curado y sus excelentes propiedades mecánicas.

Algunos grados específicos de poliurea, son especialmente formulados para brindar protección anticorrosiva y antiabrasiva. Estas propiedades son especialmente indicadas en los sectores de minería e industria donde es necesario contar con un material de alta resistencia química que brinde protección a los equipos e instalaciones. Algunas de las aplicaciones más comunes son diques de contención secundaria y equipamiento metálico. En grandes obras de infraestructura, la poliurea es utilizada para impermeabilizar a las estructuras de hormigón, evitando filtraciones de agua y posteriores fisuras en la estructura. Algunos ejemplos prácticos de aplicación son estadios deportivos, puentes y playas de estacionamiento.

Seguridad y resistencia

Pero estos no son los únicos beneficios que justifican la proyección de poliurea - y su creciente demanda. En comparación con otras tecnologías, la poliurea se destaca por su seguridad y sustentabilidad en la aplicación.

A diferencia de las membranas asfálticas, comúnmente utilizadas en trabajo s de impermeabilización comercial y residencial en la región, la poliurea no precisa ser aplicada bajo el calor del soplete. El hecho de que sea aplicada 100% en frío, elimina los posibles riesgos de accidentes por incendios o quemaduras. Además, su excelente elongación, evita la pérdida de eficiencia debido a las usuales expansiones o contracciones del hormigón.

Potencial de mercado

No es coincidencia que el potencial de crecimiento sea grande en mercados latinoamericanos, donde hoy predominan alternativas que no presentan las mismas ventajas técnicas. ”Sin duda la poliurea viene creciendo fuertemente en Latinoamérica frente a otras alternativas de impermeabilización tradicionales. Trabajamos con socios estratégicos en la región, capaces de garantizar confianza y durabilidad debido a su amplia trayectoria en la aplicación de esta tecnología”, destaca Jennifer Sabbagh, Gerente de Marketing para Latinoamérica.

En México, por ejemplo, recientemente Dow junto a unos de sus socios, han sido adjudicados con el proyecto de impermeabilización del Drenaje Profundo de la Cuidad de México. Éste es un ejemplo más, donde las características abrasivas y corrosivas de la obra requirieron de una tecnología diferencial capaz de garantizar protección a largo plazo.